Natalia Andújar

Web personal

¿Organizar el culto o representar a los musulmanes?

1 comentario


Musulmanes.

Musulmanes.

El pasado 21 de enero de 2006 se celebraron las elecciones de la FEERI (Federación de Entidades Españolas de Religión Islámica). En unas declaraciones a Europa Press del 5 de febrero pasado, Félix Herrero, su nuevo presidente, explicó que las elecciones realizadas entre los representantes de 68 comunidades islámicas fueron propiciadas por el propio Ministerio de Justicia, teniendo en cuenta que la anterior directiva estaba compuesta únicamente por españoles, “que no representaban la realidad del Islam en este país”.

Si realmente ése hubiera sido el motivo entonces sería legítimo preguntarse si la nueva directiva representa a los musulmanes: porque no hay ni una mujer ni un musulmán del Africa negra o de Marruecos. Además, la mayoría de los musulmanes todavía es silenciosa porque no pertenecen a ninguna asociación y sus prioridades son otras: papeles, vivienda, trabajo…

Parece ser que la nueva directiva es más representativa porque hay musulmanes que no son españoles. No creo que a la mayoría nos interese tanto la diversidad “nacional” como tener en cuenta las diferentes tendencias y sensibilidades que existen en España. En todo caso, las federaciones islámicas deben ser organismos que conciernen a los españoles y a los residentes, y no una colección muy politizada de embajadas. Así, hay varias opciones: o bien dentro de una misma federación conviven las diferentes corrientes de manera equilibrada o bien se crean nuevas federaciones, cada una con una tendencia diferente. Pero en ambos casos, hay que ver cómo se articulan esas diferencias.

Ahora bien, la pregunta básica que debemos hacernos es si las federaciones islámicas, y en última instancia la CIE (Comisión Islámica de España), así como los diferentes consejos islámicos autonómicos, deben “representar” a los musulmanes o bien deben servir como interlocutores y desempeñar una labor activa para organizar el culto. Sin lugar a dudas ha de ser lo segundo. El problema es que tanto la administración como la mayoría de los musulmanes tienen una percepción diferente y creen que nuestros interlocutores nos “representan”.

Y yo me pregunto: “¿cómo me voy a sentir representada por unos señores de tendencia wahabi?” Y me pueden responder: “pero si ha sido elegido”. Sí, pero las elecciones, por mucho que se empeñen, no son democráticas ya que no hay transparencia. No hay ni censo de votantes, ni se sabe quién vota, ni hay listas electorales, ni hay una proporción de votos según el número de socios de una asociación… Y si la mayoría de asociaciones son en realidad mezquitas o grupos de musulmanes que están en los oratorios ¿qué pasa con las mujeres si no tienen “sitio”? ¿Cómo pueden votar o presentarse a las elecciones?… Más bien se trata de una “subasta” entre grupos con apoyos políticos (y en algunos casos apoyos económicos extranjeros).

Como decía, el objetivo principal debería ser organizar el culto: espacios en los cementerios, mezquitas, alimentación halal en los comedores de los colegios, educación del Islam en las escuelas, formación de imames, asistencia religiosa en prisiones y hospitales, respeto del ritual islámico para la preparación de los muertos, servicio jurídico y de asesoramiento para las asociaciones musulmanas, organización de las fiestas, organización del peregrinaje… Y a esto la nueva directiva ha añadido la creación de un “consejo de ulemas”, encargado de dictar fatwas a nivel nacional, que según Félix Herrero “contaría con el respaldo de personas doctas en las leyes del Islam y no de simples creyentes”. Los “simples creyentes” de la directiva anterior aprobaron fatwas contra el terrorismo y contra la discriminación de las mujeres, que no sentaron muy bien porque antes debían contar con el beneplácito de los “verdaderos” ulemas… ¿Eso quiere decir que ahora que tendremos un “verdadero” consejo de ulemas se ratificarán esas fatwas? Hay una confusión sobre las funciones de las federaciones. La idea de crear un “consejo de ulemas autorizados” (¿por quién?) ya es indicativo de una voluntad de control ideológico, antes que de servicio a las comunidades de base.

La organización de los musulmanes en España supone un gran desafío porque ¿cómo se puede estructurar una confesión que no tiene ni Iglesia ni jefe reconocido? ¿Cómo se puede conseguir que se agrupen las diferentes tendencias del Islam? ¿El modelo “institucional” islámico español funciona realmente? Es verdad que hay una cierta voluntad política para crear una “Iglesia” musulmana, y por tanto, algo contrario a su propia naturaleza; pero también es cierto que los musulmanes necesitan una estructura válida que les permita reivindicar sus derechos y exigir que se cumplan los Acuerdos de Cooperación del 92. No en teoría sino en la práctica, es decir, el Estado debe aportar más medios económicos mediante subvenciones. Porque si esperamos que nos lleguen de fuera, después no podremos quejarnos del uso que se haga.

Los ocho años de poder del PP han supuesto un desgaste para la CIE, con un bloqueo total de la libertad religiosa en España, justo en el momento en el que estaban creciendo nuevas comunidades de origen magrebí, que se han quedado fuera de todo el proceso organizativo. Durante muchos años la situación de la FEERI ha sido desesperada, con un equipo directivo no liberado y que tenía que responder a las demandas de miles de ciudadanos. Dada la imposibilidad de responder, lo que se hizo fue dedicarse a hacer acciones mediáticas, para contrarrestar la imagen negativa del Islam en España, pero desatendiendo las necesidades de las comunidades. El desprestigio de las federaciones ante los musulmanes de base tiene mucho que ver con todo esto.

Sobre el futuro, si lo que se quiere es tender al modelo francés, un modelo de “grandes” electores, en el que haya una representación a nivel local, autonómico y nacional, se debería tener en cuenta cómo se van a articular los diferentes niveles. Y también cómo se deben articular los Consejos Islámicos autonómicos que ya se quieren organizar como federaciones. Hasta ahora, prácticamente no había ninguna representación autonómica de las federaciones musulmanas (excepto en Cataluña), lo que suponía que las relaciones eran jerárquicas (de las asociaciones locales a la directiva nacional). El hecho de que se refuercen y se desarrollen muchas federaciones a nivel autonómico comportará una multiplicidad de interlocutores y estructuras paralelas.

En Cataluña las entidades musulmanas siguen sin poder inscribirse como entidades religiosas porque el registro de entidades no existe como tal, nuestra Comunidad no tiene competencias en este ámbito. La mayoría son oratorios (y no mezquitas) y para poder ser inscritos en el Registro del Ministerio de Justicia como entidad religiosa, deben pasar, en teoría, por orden expresa del Gobierno directamente a través de una de las dos federaciones que forman la Comisión Islámica. Pero en realidad, hay unas cuantas entidades religiosas inscritas en el Ministerio que no están inscritas ni en la FEERI ni en la UCIDE (Unión de Comunidades Islámicas de España). Por lo que no hay un censo real de asociaciones y comunidades islámicas.

Otro problema fundamental es que si los Consejos Islámicos lo forman los imames de las mezquitas y de los oratorios, las mujeres vuelven a quedarse fuera de los órganos de decisión. Y eso supone no tener en cuenta a la mitad de los musulmanes. Se pueden reforzar las bases, se puede trabajar por una mayor coordinación, pero hasta que no se integren a las mujeres, todas esas estructuras carecerán de legitimidad. Porque la legitimidad se consigue mediante unas elecciones democráticas pero también con la credibilidad, ya que los musulmanes debemos vernos reconocidos con lo que dicen y hacen nuestros interlocutores y todas las voces deben ser oídas. Sino el foso entre el Islam “institucional” y el Islam “de base” será cada vez mayor.

Anuncios

Autor: Natalia Andújar

Profesora y activista.

Un pensamiento en “¿Organizar el culto o representar a los musulmanes?

  1. nada son muy malos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s