Natalia Andújar

Web personal

Día 1 de activismo contra las violencias de género: Violencia de género en situaciones de conflicto armado

1 comentario


Hace tiempo que había desatendido mi blog por razones varias: cambio de domicilio, cambio de trabajo, nuevos proyectos… Pero hoy me he decidido a retomar la pluma alentada por la iniciativa 16 días de activismo contra la violencia de género”.

Me sumo a la campaña con una humilde aportación. Durante estos días voy a dedicarle un pequeño espacio a 16 violencias de género, partiendo de mi experiencia como feminista musulmana.

En este siglo de guerras, conflictos armados y revueltas, las mujeres siguen sufriendo agresiones, vejaciones, violaciones y todo tipo de violencias directas e indirectas. Ayer mismo me enteré de que una compañera feminista de la red WISE, Mona Eltahawy, había sido detenida por la policía antidisturbios de Egipto. Durante su detención fue agredida brutalmente: “Cinco o seis hombres me rodearon, me empujaron y me tocaron los pechos, pusieron sus manos en mis genitales y perdí la cuenta de cuántas manos intentaron meterse dentro de mis pantalones”, comentaba ayer en twiter.

Mona fue a Egipto para protestar contra la masacre que sufre la juventud egipcia y se encontró con una expresión  sexista brutal. Doce horas después fue liberada y ya desde el hospital juraba que no se callaría, que denunciaría los hechos en su próximo artículo. 

Otras muchas mujeres siguen arrestadas o en paradero desconocido: pienso en las mujeres sirias, Tal Al-Maluhi y Yaman Alqadiri, en las presas palestinas, en las iraníes Maryam Bahreman, Shiva Nazarahari, Nasrin Sotoudeh y en tantas otras. Muchas de ellas ni siquiera han sido juzgadas, han sido encerradas vilmente para silenciarlas, someterlas y enterrarlas vivas entre cuatro paredes. Muchas personas son conscientes de las consecuencias nefastas que provocan las guerras para la sociedad civil en su conjunto y para las mujeres especialmente. Sin embargo, en Occidente no dudamos en apoyar iniciativas bélicas creyendo desde una postura paternalista (y por lo tanto, machista) que van a servir para “liberar a las pobres musulmanas”. Estos discursos han servido para justificar el saqueo de los países invadidos. Tal y como denunciara la joven exparlamentaria afgana Malalai Joya, las alianzas entre las fuerzas extranjeras y los jefes de los clanes han reforzado el patriarcado.

Es cínico apelar a la importancia de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptada en 2000 que preconiza una participación paritaria en cuestiones de paz y de seguridad, cuando en realidad son los propios países integrantes de las NNUU quienes están invadiendo países, al más puro estilo colonial.

No basta con denunciar los hechos y lamentarnos del trato injusto que recibimos:

  • Debemos presionar para que las violencias sexuales contra las mujeres en los países en conflicto sean calificadas como «  crímenes de guerra » y juzgadas como tales.
  • Debemos trabajar activamente en la construcción de unas sociedades en paz, fomentando un modelo inclusivo, solidario y pacífico, frente a un modelo exclusivo, interesado y violento.
  • Debemos tejer alianzas, compartir experiencias, presionar juntas, liderar movimientos que incluyan sensibilidades y realidades diversas pero injusticias comunes.
  • Debemos trabajar desde un plano glocal: “Piensa global y actúa localmente”.


Anuncios

Autor: Natalia Andújar

Profesora y activista.

Un pensamiento en “Día 1 de activismo contra las violencias de género: Violencia de género en situaciones de conflicto armado

  1. Gracias por “regresar”.

    Lo que le ocurrió a Mona en Egipto, o a sus “compañeras” en Siria o Irán, ocurría en España no hace muchas décadas. Se mezcla dictadura con machismo y ocurre eso. Por lo que tengo entendido, las presas palestinas están mejor tratadas en las cárceles de Israel que en las de Hamás.

    En las guerras, generalmente, los vencidos (hombres) morían y las vencidas (mujeres) pasaban a a ser esclavas sexuales. Brutalidad por brutalidad, creo que salían peor parados los hombres. En relación con los cuatro puntos que citas al final, pensaba que las agresiones (sexuales o no) contra personas (mujeres o no) en el marco de una guerra eran considerados crímenes de guerra. Pero si no es así, efectivamente hay que incluirlo.

    Adán

    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s