Natalia Andújar

Web personal

Barcos de Paz

Deja un comentario


paseo-velero-atardecerEste año, uno de nuestros  días más sagrados – en el judaísmo, el islam y el cristianismo – coinciden. Yom Kippur, Eid ul Adha y el día de San Francisco de Asís se celebran hoy, 4 de octubre. Todos ellos representan días de trabajo duro en favor de la paz.

Yom Kipur es el día de la expiación cuando la comunidad pide perdón por sus pecados, a fin de estar al servicio de Dios en el próximo año. Eid ul Adha es la fiesta del sacrificio, cuando Dios le da el carnero a Abraham para que lo sacrifique en lugar de su hijo (para los musulmanes el hijo es Ismael, para los judíos y cristianos, Isaac, pero la fidelidad de Abraham es la misma). Para comer el carnero, hay que reconciliarse con los demás. San Francisco de Asís renunció a la riqueza de su padre para que pudiera estar al servicio de Dios y llegar a todas las personas y toda la Creación.

Las oraciones que siguen son de estos días santos, preciosas para cada uno de nosotros, una fuente de aprendizaje para nosotros y nuestros hijos. Mientras buscamos la orientación de nuestras Escrituras, ofrecemos oraciones de nuestros corazones rotos. Como sucede a menudo en el diálogo interreligioso, nos encontramos con que cada uno de nosotros mejoramos. La bendición judía nos recuerda que la paz viene de Dios. La oración cristiana muestra que nuestra paz es para los demás. La oración musulmana da gracias por este regalo. En todos los casos, nos convertimos en los barcos de paz de Dios.

Ya hemos empezado a trabajar en la oración común.

Islam

Eid ul Adha conmemora la paz que viene a través de la sumisión y el sacrificio por el bien de la aplicación de la voluntad de Dios. Abraham recibe la felicidad de Dios y se le da el título de “Amigo de Dios”, al aceptar fácilmente la llamada a someterse a la voluntad de Dios cuando se le pidió que sacrificara a su hijo Ismael. Los musulmanes también deben pedir a Dios que envíe su paz sobre el profeta Abraham, durante cada una de las cinco oraciones rituales diarias. Además, los musulmanes hacen una súplica de paz durante el “jitam” o el “cierre” de cada oración ritual y es una de las súplicas preferidas del profeta Muhamad.

Oh Al-lah, Tú Eres la fuente original de paz; 
de Ti proviene toda paz y a Ti retorna toda paz.
Por eso, Haznos vivir con paz; y Permítenos entrar en el Paraíso: la Casa de Paz.
Bendito Seas, Señor nuestro, a Quien pertenece toda la Majestad y el Honor.

Cristianismo 

San Francisco de Asís visitó al sultán Malik al-Kamil de Egipto durante las cruzadas. Fue a predicar la paz, pensando que podría ser martirizado. Para su sorpresa, fue recibido como un invitado. Los dos hombres impresionaron a los demás con su vida de fe y oración y empezó una relación entre el Sultán y los franciscanos. Tenemos amigos aún desconocidos. Podemos comenzar con miedo, pero Dios puede darle la vuelta, y mostrarnos un propósito más grande.

La oración atribuida a San Francisco de Asís:

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz.
Que allá donde hay odio, yo ponga el amor.
Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón.
Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión.
Que allá donde hay error, yo ponga la verdad.
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe.
Que allá donde desesperación, yo ponga la esperanza.
Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz.
Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría.

Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar,
ser comprendido, cuanto comprender,
ser amado, cuanto amar.

Porque es dándose como se recibe,
es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo,
es perdonando, como se es perdonado,
es muriendo como se resucita a la vida eterna.

Judaísmo

Las bendiciones de la paz: A partir de la Exposición del libro de los Números (Números Midrash Sifrei). Atribuible a la escuela de Rabí Ismael, según la tradición, era un niño durante la destrucción romana del Segundo Templo (70 dC), fue hecho prisionero por los romanos, y más tarde rescatado (fecha desconocida). No sólo fue testigo de una de las tragedias más grandes que cayó sobre su pueblo, sino que también experimentó personalmente la esclavitud y el maltrato. Después de todo eso, se convirtió en un sabio rabínico cuyos puntos de vista son parte de la Misnah (La Misnah es el primer libro sagrado postbíblico del judaísmo rabínico, redactado entre 180 a 220 dC.)

Tan grande es la paz, que el único barco que puede contener bendiciones es la paz.
Tan grande es la paz, que debemos buscarlo incluso en tiempos de guerra.
Tan grande es la paz, que es la recompensa de los justos.
Tan grande es la paz, que se otorga a los amantes de la Torá.
Tan grande es la paz, que se otorga a los humildes.
Tan grande es la paz, que se otorga a aquellos que actúan con justicia.
Tan grande es la paz, que es igual a la totalidad de la obra de la Creación.
Tan grande es la paz, que incluso los que habitan en lo alto necesitan paz. Según está dicho: “Dios pone paz en sus alturas” (Job 25: 2). Si la paz  es necesaria en un lugar donde no existe el odio y la envidia, ¿cuánto más en un lugar donde todos estos atributos faltan? 

Tan grande es la paz, que el nombre del Santísimo es la Paz.

Preparado por

El reverendo Stephen C. Holton – Presidente del Comité Episcopal de Relaciones Musulmanas; Diócesis de Nueva York.

La sra Naz Ahmed Georgas – Directora del Programa, Fe y Asuntos de la Comunidad; Iniciativa de Córdoba.

El Rev. Brian McWeeney – Director de la Oficina de Asuntos Ecuménicos e Interreligiosos, Arquidiócesis de Nueva York.

El sr. Clifford Wolf – Consejo de Administración Comité Interreligioso; Comité Judío Americano, Westchester.

Original en inglés aquí.

Anuncios

Autor: Natalia Andújar

Profesora y activista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s