Natalia Andújar

Web personal


Deja un comentario

La gestión de la diversidad cultural y religiosa. Claves de cara al futuro

ikuspegiResumen de la ponencia presentada el 18 de noviembre de 2016 en las Jornadas  sobre inmigración en el El País Vasco, organizadas por Ikuspegi, Observatorio Vasco de Inmigración

La diversidad cultural y religiosa es una cuestión poliédrica que no puede ser abordada únicamente desde el punto de vista de la inmigración y los flujos, más o menos constantes, que ha habido a lo largo de la historia reciente del Estado español. En general, hemos identificado  los retos que nos plantea la acogida de nuevos ciudadanos, desde un punto de vista simplista y casi exclusivamente desde la preocupación por la seguridad ciudadana, obviando que estos nuevos (o no tan nuevos) ciudadanos deben sentirse seguros para formar parte de la sociedad, no solo desde un punto de vista económico, sino en un sentido amplio, mediante el respeto de la dignidad humana.

Los trillados debates en torno al relativismo cultural versus multiculturalismo, las identidades fijas versus identidades múltiples, o el falso dilema entre la lucha antisexista y la lucha antirracista, cada vez son más enconados y no resuelven las cuestiones de fondo: la imposición de unas políticas migratorias que atentan contra los derechos humanos, el hecho de que las personas inmigrantes no pueden votar pero tienen que pagar los impuestos, el prejuicio que identifica sistemáticamente a alguien que no profesa la religión católica con una persona inmigrante, etc.

Los distintos informes tanto a nivel europeo como nacional, indican que hay una crisis de valores en Europa cuya principal consecuencia es el aumento de los delitos de odio. En 2015, el primer delito de odio en el Estado español fue la islamofobia, que registraba el 40% de los casos. La Plataforma Ciudadana contra la Islamofobia recogió 278 casos de islamofobia, distribuidos en los porcentajes siguientes: 5,3% fueron agresiones contra personas, 5,3% de vandalismo contra mezquitas, más el 4% de incidentes contra la construcción o apertura de mezquitas, el 19,4% fueron actos contra las mujeres por su indumentaria (hiyab: pañuelo que cubre el cabello), 21,8% de CiberOdio, 3,4% contra refugiados, 3,4% instrumentalización negativa del Islam y los musulmanes durante las campañas electorales.

Las principales conclusiones del informe son:

  • Islamofobia de género: Se consolida el incremento de la islamofobia de género, 59 incidentes que como mínimo han afectado a más de 199 mujeres.
  • Ciberodio: Se constata gran proliferación de mensajes islamófobos en Internet, particularmente en las redes sociales.
  • Discurso de odio: Continúa el aumento del odio islamófobo en el discurso institucional de partidos políticos y otras organizaciones.
  • Aparecen casos de islamofobia contra menores, incluidas las agresiones y el acoso escolar por causas religiosas contra alumnos musulmanes.
  • Otra nueva tendencia ha sido la islamofobia derivada de la crisis humanitaria y la posibilidad de la llegada de refugiados.

Por otro lado, es necesario llevar a cabo una evaluación del modelo de inclusión actual español, en el que hay que incluir una reflexión sobre el bloqueo del acuerdo de Cooperación de 1992, entre el Estado y las confesiones minoritarias. En lo que concierne a la comunidad musulmana, la no aplicación práctica de este acuerdo, ya sea por el desconocimiento de las distintas administraciones públicas, la falta de financiación, el “baile” de competencias o la constante falta de consenso entre los interlocutores con el Estado, ha puesto de manifiesto la falta de voluntad política.

El Acuerdo de Cooperación fue en un principio positivo, ya que suponía el reconocimiento de unos derechos frente a los privilegios de la Iglesia católica. Sin embargo, a largo plazo ha sido contraproducente ya que ha encerrado a la ciudadanía en un juego identitario que no solo no ha favorecido la inclusión sino que ha reforzado un sistema piramidal no democrático. Son las propias administraciones públicas las que han alimentado el discurso identitario-religioso al reconocer únicamente a aquellas entidades registradas en el registro de entidades religiosas del Ministerio de Justicia.

Las claves de cara al futuro pasan por:

  • Disponer de un marco legal que respete los derechos humanos y no criminalice a las personas inmigrantes. Entre otras medidas inmediatas, es necesario que se cierren los CIEs.
  • Romper el Acuerdo de Cooperación y trabajar desde un marco legal superior, como es el de la Constitución española, con un desarrollo específico de la Ley de Libertad Religiosa.
  • Abogar por un modelo inclusivo en el que el colectivo inmigrante no sea utilizado como arma política según los distintos intereses partidistas.
  • Entender que no hay ningún dilema entre la lucha contra el machismo y la lucha contra el racismo.
Anuncios


Deja un comentario

Entrevista con Natalia Andújar

natalia andujarAutora: Maite Carbajo         Fuente: Alkalima

Entrevista con Natalia Andújar, docente, escritora y conferenciante con una marcada área de influencia centrada en el islam y las mujeres. Con motivo de la aprobación del Currículo del área de Enseñanza Religiosa Islámica (ERI) de la Educación Primariaacorde a las exigencias de la LOMCE en la que ha estado trabajando la Comisión Islámica de España a través de su Comisión de Formación, de la que Natalia es presidenta, conversamos con ella sobre este y otros temas.

Pregunta: Lo primero, enhorabuena, Natalia, a ti y a los musulmanes españoles que, al fin, contamos con algo que nos parece muy necesario.

Hemos conseguido diseñar un currículo del Área de Enseñanza Religiosa Islámica actualizado y acorde a las necesidades formativas del alumnado de Primaria. Una de las novedades centrales que introduce la LOMCE respecto a la Enseñanza Religiosa Islámica (ERI) es la mención expresa como área y asignatura. Se trabajarán las distintas competencias, entre otras, las lingüísticas, sociales y cívicas, el uso de las nuevas tecnologías, de conciencia y expresión cultural, etc. Además, se fomentarán los valores universales como la igualdad entre varones y mujeres, la resolución pacífica de conflictos, el respeto de los derechos humanos, el diálogo interreligioso y la participación ciudadana.

P: En la asamblea de la CIE del próximo 20 de diciembre, la Comisión de Formación presenta el plan formativo para 2015 que incluye formación para el profesorado de la ERI. ¿Nos puedes adelantar en qué consiste ese plan?

Se trata de un plan que intenta paliar, en parte, las lagunas formativas que hay entre la comunidad musulmana. El plan formativo incluye una formación inicial para futuros docentes de la ERI, una formación continua, tanto para el profesorado de la asignatura como para el personal de los centros educativos (directores, personal docente, mediadores interculturales) y la formación de formadores.

P: ¿Algunos pilares en los que se basará la formación de los docentes?

Para la docencia de la Religión Islámica en colegios e institutos será necesario poseer el DAPI (Diploma de Aptitud Pedagógica Islámica), que es el título que acredita que la persona posee la formación académica y pedagógica necesaria para ser profesor/a de Religión Islámica. Consta de distintos módulos que incluyen aspectos como la enseñanza/aprendizaje de la exégesis coránica, las ciencias del hadiz y la jurisprudencia islámica, el marco jurídico español, el diálogo interreligioso, el patrimonio cultural islámico en España, la didáctica y metodología de la asignatura y la psicología general, del niño y del adolescente.

P: ¿En cuántas comunidades autónomas se imparten clases de religión islámica?

En Andalucía, Canarias, Aragón, País Vasco y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

P: ¿Hay constancia de que se estén solicitando en más sitios? ¿Cuál es el problema, falta de docentes?

Sí, se están solicitando en toda España. Es un problema de competencias. Hay que ir pactando una a una con cada comunidad autónoma que tienen transferidas las competencias en Educación. Es una tarea lenta y laboriosa. También es necesario que se imparta una formación para los docentes, para que, de esta manera, conozcan el nuevo currículo y cumplan con los requisitos exigidos.

P: ¿Cuántos alumnos son necesarios para que el colegio deba ofrecer la posibilidad de clases de religión islámica?

El mínimo es de 10 alumnos.

P: ¿Qué deben hacer los padres de los alumnos que quieren clases de islam para sus hijos y el centro escolar no les ofrece esa posibilidad?

Teóricamente, a principio de curso, el alumnado debe rellenar una ficha de inscripción en la que se les ofrece la posibilidad de elegir la asignatura de Religión Islámica. En caso de haber un mínimo de 10 alumnos, el centro está obligado a tener un/a profesor/a y a incorporar la asignatura en el programa del centro. En caso de que se incumpla, los padres deben ponerse en contacto con una entidad local, inscrita en el registro de entidades religiosas del Ministerio de Justicia, que hará llegar la solicitud a la Comisión Islámica de España.

P: ¿Cuándo estimas que será factible que haya profesores suficientes para impartir esta enseñanza?

En septiembre de 2015 tendríamos que tener una primera promoción de profesores que hayan superado el DAPI. En breve tendremos operativa una web en la que se recogerán todas las informaciones necesarias para el profesorado de la ERI y en la que se pondrá al alcance de todos los distintos planes formativos de la Comisión Islámica de España.

P: Hace unas semanas en el IES Cavaleri de Mairena del Ajarafe (Sevilla) se publicó un libro sobre las musulmanas absolutamente denigrante. ¿Qué ocurrió?

Nos llegó una queja a través de las redes sociales sobre el capítulo de un libro que tenían colgado en la web de ese instituto, que presentaba una imagen muy negativa del islam y de los musulmanes, con tintes claramente islamófobos. Nos pusimos en contacto con la mezquita Ishbilia, una entidad local que había iniciado una campaña a través de internet para solicitar la retirada de dicho libro, y también hablamos directamente con el director del centro para conocer su versión. Llegamos a un acuerdo: estaban dispuestos a rectificar siempre y cuando les enviáramos unos argumentos razonados de por qué debían retirarlo. Desde la Comisión de Formación de la Comisión Islámica de España les enviamos además material didáctico y nos ofrecimos a ir al instituto para dar unas charlas. Finalmente el libro ha sido retirado, porque según su director, contenía unos artículos que no eran «ni rigurosos ni adecuados».

Pienso que es un pequeño gran paso y este caso, así como otros que se están dando desde la comunidad musulmana, nos pueden servir para darnos cuenta de que tenemos que trabajar juntos por unas sociedades justas, en las que no se estigmatice a ningún colectivo. La educación en valores es fundamental para la cohesión social. Y los centros educativos son los centros neurálgicos a partir de los cuales podemos construir una sociedad respetuosa de la diversidad.

P: ¿Crees que el que haya clases normalizadas sobre islam contribuirá a que estas cosas, fruto de la desinformación, no ocurran en el futuro?

Ese es uno de los objetivos de la formación continua del personal docente. Queda muchísimo por hacer. Otra de las cuestiones que debemos tener en cuenta es que se deben revisar los manuales de texto y redactar una guía de buenas prácticas para contrarrestar las visiones estereotipadas y prejuiciosas sobre los distintos colectivos minoritarios de España, entre los que se encuentra la comunidad musulmana.

P: Cambiando de tema, recientemente también se creó, por Junta Islámica y la Universidad de la Mística, la Cátedra de estudios  islamocristianos Ibn Arabi, de la que eres coodinadora. La pregunta parece obligada. ¿Para qué sirve una cátedra de estudios islamocristianos?

La línea preferente de actuación de la Cátedra Ibn Arabi es la puesta en común de los contenidos espirituales del islam y el cristianismo, la investigación y difusión de los valores islamocristianos, reforzando todos aquellos aspectos que ayuden y favorezcan el diálogo y el encuentro interreligioso entre ambas tradiciones y con el conjunto de la sociedad española.

P: Los promotores del proyecto son, de un lado, Junta Islámica y, del otro, el Centro Internacional de Estudios Teresiano Sanjuanistas (CITeS) conocido como la Universidad de la mística. ¿Cómo surgió la idea?

En junio de 2013 nos encontramos en el CITeS en torno a un encuentro interreligioso, «Desde la mística al diálogo», «De la experiencia del amor al empeño por la paz», organizado por Mesa Unidad de Córdoba y el propio CITeS. A partir de ahí surgieron las sinergias y la necesidad de prolongar el encuentro en el tiempo. La idea de crear una Cátedra Islamocristiana conjuntamente nos pareció fantástica. Yo le recomiendo a todo el mundo que vaya al CITeS, es un lugar de paz, dar as salam.

P: ¿Tenéis elaborada una hoja de ruta, algo que nos podías adelantar, de cómo se enfocará?

Próximamente anunciaremos las fechas del primer seminario de la Cátedra, que estará centrado en la vida, obra y enseñanzas del místico murciano Ibn Arabi. Contaremos con la presencia de reconocidos especialistas, además de espacios para la oración compartida y la posibilidad de visitar Ávila.

Nos interesa especialmente visibilizar la gran aportación que han hecho las mujeres a las tradiciones espirituales. Estamos diseñando algunos cursos que incorporarán una visión abierta, plural e inclusiva de las dos tradiciones espirituales.

P: También está en marcha un organismo para la vigilancia y denuncia de la islamofobia. No sé si los musulmanes españoles tienen idea de que existe y de dónde pueden denunciar las agresiones que sufren los miembros de la comunidad. ¿Puedes informarnos al respecto?

Se trata de la Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia, que tiene una página en Facebook. Aquellas personas que hayan sufrido algún tipo de acto islamófobo pueden ponerse en contacto con la plataforma a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  .Tenemos que saber que existen las fiscalías de delitos de odio y discriminación y que debemos utilizarlas en caso de que sea necesario. En el año 2009 se creó en la Fiscalía Provincial de Barcelona el Servicio de Delitos de Odio y Discriminación con el objetivo de proporcionar una respuesta especializada a los delitos que amenazan los principios de igualdad y no discriminación. Siguiendo dicho precedente, desde 2013, cada provincia de España cuenta con un fiscal especializado en este ámbito. Como explica su presidenta, Amparo Sánchez: «Las víctimas tienen en la Plataforma un apoyo sincero, también jurídico, solidario y con proyección institucional. No obstante, la Plataforma no tiene medios propios, y hasta ahora ha funcionado gracias a la ayuda y colaboración del Movimiento Contra la Intolerancia, del Centro Cultural Islámico de Valencia, de la Federación de Agrupaciones Islámicas por la Convivencia en España (FAICE) y de los miembros de la Junta Directiva de la Plataforma».

P: ¿Alguna cosa más que te interese contarnos?

Estamos trabajando igualmente con la Red Antirumores que se ha creado recientemente en Andalucía, cuyo objetivo principal es elaborar estrategias para prevenir el racismo. En ese sentido, hemos propuesto a la red que participe en la formación de Agentes Antirumores entre la comunidad musulmana. De esta manera podremos participar activamente en la lucha contra los prejuicios y rumores que nos afectan a todos.

P: Muchas gracias por tu tiempo, tu dedicación y por esa energía que pones en beneficio de la comunidad.

De nada. Entre todos tenemos que ir aportando nuestro granito de arena. Gracias a vosotros por ofrecerme este espacio para trasladar a vuestros lectores las tareas que venimos desempeñando.